El Presby celebra el triunfo de vida de bebés prematuros